Día de la Mujer en la Ciencia: Un largo camino por recorrer

Día de la Mujer en la Ciencia: Un largo camino por recorrer

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió designar el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. La celebración busca conmemorar y reconocer la trayectoria de todas aquellas mujeres que han contribuido a la ciencia. ¿La razón? Si bien se trata de aportes que han probado ser indispensables para el avance de la tecnología y, con ello, de la humanidad, muchas veces sus contribuciones se han visto relegadas a lo anecdótico.

Es claro que el impacto de la pandemia ha traído consigo cifras muy poco alentadoras para las mujeres científicas, especialmente aquellas que se encontraban en los inicios de sus carreras, pero lo cierto es que la situación también ha presentado oportunidades. La gestión de Tsai Ing-wen en Taiwán; Jacinta Arden de Nueva Zelanda y Angela Merkel en Alemania se han transformado en verdaderos bastiones del liderazgo femenino en tiempos de COVID-19. Pero la lista de pendientes apenas se acorta.

"¡Es importante no desperdiciar la capacidad intelectual de la mitad de la población! Piensen en cuantos misterios más se resolverían si todas las mentes capaces que trabajan en un problema, se duplicaran e incluyeran tanto a hombres como a mujeres."

-Marla B. Sokolowski, bióloga canadiense-

Figuras como Ada Lovelace, autora del primer algoritmo codificado de la historia; Hedy Lamarr, inventora del “espectro ensanchado”, tecnología que sentaría las bases para el desarrollo del Bluetooth y Wi-Fi; Margaret Hamilton, responsable de escribir el código de vuelo para las primeras misiones Apolo de la NASA, y Grace Hopper, figura clave en el desarrollo del lenguaje de programación COBOL y responsable de acuñar el término “bug” para describir errores de computación son solo algunas de las grandes voces que han sido relegadas prácticamente al olvido. Pero ¿cómo luchar contra estas injusticias?

El rol de la mujer en la ciencia: Un camino que se sigue pavimentando

Actualmente, se estima que sólo tres de cada diez investigadores en todo el mundo son mujeres. Esta enorme diferencia tiene su origen en las primeras etapas del aprendizaje de niños y niñas, donde los primeros suelen ser incentivados a seguir el camino de las disciplinas científicas.

A esta brecha de género, se suma la indiscutible disparidad salarial. Según datos de la UNESCO, las investigaciones lideradas por mujeres reciben una remuneración menor a aquellas dirigidas por sus contrapartes masculinas. Es por esto que, como mujeres en el mundo de las ciencias y la tecnología, es nuestra responsabilidad seguir luchando y abriendo espacios que nos permitan crear mayores oportunidades para las futuras Marie Curie, Frances Allen, Radia Perlman, Katherine Johnson, Justicia Acuña y tantas otras.

 


Aprendizaje automático: Desafíos y falencias de los modelos de entrenamiento

Aprendizaje automático: Desafíos y falencias de los modelos de entrenamiento

El aprendizaje automático o aprendizaje automatizado es una rama de la Inteligencia Artificial (AI), cuyo objetivo es generar técnicas y metodologías para que las computadoras “aprendan”, de un modo similar a como lo hacen los humanos. Esta premisa, aunque podría sonar ambiciosa, hoy es la base de la gran mayoría de las soluciones IA desarrolladas por la industria.

Al interior de esta disciplina, sus investigadores buscan algoritmos y heurísticas para convertir muestras de datos en programas computacionales. Esto, sin tener que escribir los últimos explícitamente; de ahí la utilización del término “aprendizaje”. Los modelos resultantes deben ser capaces de generalizar comportamientos e inferencias para un conjunto más amplio potencialmente infinito de datos. Es decir, deben ser capaces de cierta autonomía. En pocas palabras, la construcción de un modelo de aprendizaje automático implica entrenarlo en una gran cantidad de posibilidades y luego probarlo en un montón de ejemplos similares. 

Sin embargo, la complejidad de esta tarea tiene múltiples dimensiones. Si bien antes de su aplicación el modelo en cuestión debe enfrentar una infinidad de pruebas es distintos escenarios, lo cierto es que todos éstos ocurren en un ambiente más bien controlado, donde las posibilidades de variación son mínimas. Entonces, ¿qué ocurre cuando se lleva al mundo real?

Ambiente de prueba vs. Realidad

No es ningún secreto que, incluso si un modelo específico logra un rendimiento perfecto en el laboratorio, puede presentar -y probablemente presentará- fallas en entornos reales. Esto generalmente se atribuye a una falta de coincidencia entre los datos con los que se entrenó y probó la Inteligencia Artificial (AI) y los datos que encuentra en el mundo. Por ejemplo, una IA entrenada para detectar signos de enfermedad en imágenes médicas de alta calidad claramente tendrá problemas con imágenes borrosas o fotos tomadas con una cámara de mala calidad.

Un grupo de 40 investigadores de Google ha identificado otra causa importante del fracaso común de los modelos de aprendizaje automático. Se trata de un problema conocido como "sub-especificación". El estudio señala que todo proceso de entrenamiento es capaz de producir muchos modelos diferentes e incluso todos ellos pueden llegar a pasar las pruebas finales. 

Sin embargo, la investigación señala que estos modelos diferirán en formas pequeñas y arbitrarias. Estas diferencias van a depender de elementos tales como valores aleatorios dados a los nodos en una red neuronal antes de que comience el entrenamiento, la forma en que se seleccionan o representan los datos de entrenamiento, el número de ejecuciones de entrenamiento, etc. El problema es que, estas variables generalmente se pasan por alto si no afectan el desempeño de un modelo en un ambiente de prueba. Pero el mundo real es otra historia.

Los investigadores llevaron a cabo experimentos similares con dos sistemas de PNL diferentes y tres IA médicos para predecir enfermedades oculares a partir de escáneres de retina, cáncer de lesiones cutáneas e insuficiencia renal a partir de registros de pacientes. Todos los sistemas tenían el mismo problema: los modelos que deberían haber sido igualmente precisos se comportaron de manera diferente cuando se probaron con datos del mundo real, como diferentes escaneos de retina o tipos de piel.

Buscando respuestas

Una alternativa que podría permitir a los data scientists cerrar esta brecha, es diseñar una etapa adicional al proceso de capacitación y prueba. Esto implicaría producir muchos modelos a la vez en lugar de solo uno. Para una empresa como Google, que construye e implementa grandes modelos, este esfuerzo bien podría valer la pena. Sin embargo, la cantidad de trabajo y recursos, tanto materiales como humanos, que implica esta tarea puede estar fuera del alcance de empresas más pequeñas.

 


UNIT formará parte de programa para startups patrocinado por Microsoft

UNIT formará parte de programa para startups patrocinado por Microsoft

Comenzamos el año con una excelente noticia: UNIT ha sido seleccionado para participar de un programa global diseñado especialmente para ayudar a las startups a escalar rápidamente. La propuesta, desarrollada por Microsoft, proporciona acceso a tecnologías y una red de asociados para potenciar el desarrollo comercial.

Se trata de una apuesta a nivel internacional y gratuita, la cual está dedicada a impulsar empresas emergentes B2B para que puedan expandir correctamente el alcance de sus compañías. Para ello, se entregan créditos para el uso de servicios como Azure, junto con una ruta de acceso simplificada para vender junto con Microsoft y su ecosistema global de asociados. Durante 2020, las startups participantes aseguraron más de $1.000 millones de oportunidades de ventas con un volumen promedio de transacciones de más de seis cifras.

Un nuevo desafío

La iniciativa representa una gran oportunidad para expandir el alcance de UNIT, tanto a nivel nacional como internacional. Además, este nuevo desafío se alinea con el nuestro compromiso de ser una empresa multicloud que se abre a las mejores soluciones tecnológicas disponibles en el mercado, buscando siempre el estado del arte de la tecnología para desarrollar proyectos que se adapten a las necesidades de nuestros clientes y partners.

“A través de esta colaboración, esperamos poder llevar los servicios ofrecidos por Microsoft y nuestro equipo a los desafíos reales que enfrentan las empresas en la actualidad”, comenta José Tomás Cumsille, Chief Technology Officer (CTO) de UNIT. 

El primer acercamiento a Microsoft Startups Program, se dio a través del equipo de VOYAGER, en la búsqueda de mejores herramientas para manejar datos no estructurados de texto. Entre las opciones disponibles en el mercado, los especialistas de esta solución de Inteligencia Artificial (IA), desarrollada por UNIT, encontraron que la mejor opción era el modelo entrenado por Microsoft.

“El objetivo es, gracias a este apoyo, contribuir como empresa a cerrar la brecha que existe actualmente entre la tecnología, la inteligencia artificial y los grandes problemas de la humanidad”, puntualiza Cumsille.

 


Respirando (más) profundo: Beneficios del Yoga en el lugar de trabajo

Respirando (más) profundo: Beneficios del Yoga en el trabajo

Según un estudio realizado por la Universidad de Bristol, realizar algún tipo de ejercicio antes de comenzar la jornada laboral tiene un impacto extremadamente positivo. La investigación observó los efectos de una rutina simple en 200 empleados y estudiantes. puede ayudar a mejorar no sólo el ánimo de los trabajadores, sino que también mejorar su nivel de productividad y actitud ante los desafíos de la rutina laboral.

Esta es precisamente una de las misiones que recoge la clase de yoga que realizamos en UNIT. José Manuel Castellano, instructor a cargo de este espacio, reconoce que si bien la mayoría de las personas llegan a su clase con diferentes expectativas, la gran mayoría encuentra en la práctica un medio para encontrar relajación, descanso y equilibrio.

“Vivimos en tiempos acelerados donde todo es inmediato, nos frustramos con facilidad y la vida pareciera ser cada vez más cercana a nuestros celulares que nuestro entorno o nosotros mismos”, explica José Manuel, instructor de yoga.

¿En qué consiste el Yoga?

Se trata de uno de los seis sistemas filosóficos ortodoxos más antiguos de la India. Su práctica tiene como objetivo alcanzar un estado de conciencia expandida. Esto quiere decir que los seguidores de esta disciplina buscan trascender el conocimiento intelectual y la experiencia dual, logrando una comprensión más intuitiva y compleja del mundo. 

El estilo más conocido en occidente es el Hatha Yoga, el cual consiste en un sistema de técnicas psico-fisiológicas. Estas incluyen las asanas o posturas, pranayamas (ejercicios respiratorios) y shatkarmas, que son técnicas de limpieza interna (sistema digestivo, fosas nasales, etc.).

“Realizamos diferentes posturas con la finalidad de flexibilizar, fortalecer y mantener la salud de la columna vertebral, clave para tener una buena vida y vejez. Permiten soltar músculos contraídos, generar espacio articular y mejorar tanto la conciencia corporal como la postura. Al finalizar la práctica se realiza un descanso, una técnica de relajación guiada o meditación”, explica José Manuel sobre las clases que se realizan en UNIT.

Algunos de los beneficios de la práctica son:

  • Reduce la constricción de los vasos sanguíneos, disminuyendo la presión sanguínea y mejorando la circulación.
  • Disminuye notablemente la concentración de lactato en la sangre. Esta sustancia está asociada a estados de ansiedad y tensión.
  • Mejora la salud y estimula los procesos autocurativos.
  • Incrementa la resistencia al estrés y a los desórdenes psicosomáticos.
  • Mejora la calidad del sueño e induce niveles de descanso más profundo
  • Aumenta la espontaneidad y destruye los viejos hábitos y patrones mecánicos de comportamiento.

¿Te animas a probar esta disciplina?

Recuerda que puedes participar de esta interesante actividad junto a tus compañeros y compañeras de UNIT cada lunes y miércoles a las 7.15H, mientras que los días martes y jueves la clase se realiza a las 18.45H.

 


Fundación Luchadores de Colores entrega apoyo a 60 familias

Fundación Luchadores de Colores entrega apoyo a 60 familias

Mercadería, dulces y regalos fueron parte de la ayuda que recibieron las familias de 60 niños que se encuentran bajo tratamiento oncológico en el Hospital San Borja Arriarán. El área de Hematología Infantil de la institución recibe cada año a decenas de menores que deben realizarse quimioterapia para combatir la enfermedad, cuyo impacto afecta tanto física como emocional y financieramente.

Es precisamente con el objetivo de entregar un apoyo en estos ámbitos que en 2012 nace la Fundación Luchadores de Colores. Su nombre, explican sus creadores, se debe a la gran cantidad de niños y niñas que forman parte del programa. Si bien dentro del grupo se encuentran distintas nacionalidades y características físicas, un mismo impulso de seguir luchando es el que inspira la labor que realizan día a día estos voluntarios.

Actualmente cuentan con un equipo de cinco personas, donde Manuel Soto, Chief Sustainability Officer de UNIT, se desempeña como director hace tres años junto a Lucy Madariaga, presidenta de la fundación.

“Durante este año, hemos tenido un crecimiento muy positivo como empresa que conlleva una responsabilidad, Debemos tomar el peso de cómo está viviendo nuestro entorno y salir a aportar con tiempo, ideas y recursos. Hoy el llamado es a acercarse a la fundación para ser parte de esta causa”, comenta el directivo.

Luchadores de Colores: Una misión más allá del tratamiento del cáncer

Una de las principales labores que cumple la fundación dentro del Hospital San Borja, es el reacondicionamiento y mejora de los espacios comunes. Es así que se han podido crear áreas de recreación para los niños y sus tutores, las que incluyen murales, sillas de descanso, iluminación, televisores, máquinas de agua, entre otras comodidades pensadas para ayudar a sobrellevar las largas horas de tratamiento.

Uno de los elementos centrales de estos espacios es el diario mural, donde los niños y niñas escriben sus deseos navideños. Aquí no hay listas de regalos, sino humildes peticiones que cualquier persona sana podría dar por sentado. Esta fue la inspiración detrás de la entrega de cajas de mercadería navideña entregadas por la fundación durante las semanas previas a la Navidad 2020.

Desde comidas especiales hasta paseos al zoológico, los Luchadores de Colores intentaron recrear estos deseos navideños de la manera más fiel posible, siempre con el objetivo de entregar alegría y esperanza a estas familias.

La tía Lucy: El hilo conductor

Lucía “Lucy” Madariaga llegó en 2009 a trabajar al área de Hematología Infantil del Hospital San Borja Arriarán como terapista floral. Una vez dentro del establecimiento, le sorprendió la cantidad de familias que debían esperar largas horas mientras sus hijos se realizaban los tratamientos. 

Fue entonces que decidió, con el apoyo de un grupo de voluntarios, comenzar a mejorar los espacios comunes con una primera capa de pintura, la que pronto se transformaría en una misión mucho más amplia. Hoy, además del aporte material, la fundación entrega apoyo emocional y terapia tanto para los pacientes como sus acompañantes.

“Muchos niños vienen de sólo paso, o están en una etapa de su enfermedad donde solamente reciben cuidados paliativos. Esta es una labor donde se viven muchos momentos tristes, pero también es una invitación a mirar la muerte de otra manera”, explica Lucy. 

Ante todo, el principal hilo conductor de esta titánica tarea, según asegura su presidenta, es el amor. Cada aporte que recibe esta agrupación, ya sea en pesos u horas de trabajo, está destinado a cumplir los sueños de decenas de niños y niñas, quienes son los verdaderos protagonistas y actores principales del trabajo de la Fundación Luchadores de Colores.

“La vida tiene matices que no siempre son alegres, pero también tiene muchos colores. Soñar es gratis y los niños necesitan estas pequeñas alegrías que se concretan con cosas tan simples como comer humitas con azúcar o salir a pasear en auto”, concluye la tía Lucy.

¿Te gustaría participar de esta iniciativa?

La fundación se encuentra permanentemente en busca de voluntarios y voluntarias que puedan ayudarles a seguir cumpliendo esta importante labor. Conoce más en su sitio web.

También reciben aportes monetarios a través de transferencia electrónica o depósito bancario.

Fundación Luchadores De Colores Oncología Infantil 

Número de cuenta: 291-7-067620-1 

Rut: 65.118.321-9 

ayuda@luchadoresdecolores.cl

 


Art Lab | ISS

Sergio Mora-Díaz is an artist and new media architect from Santiago, Chile. His work focuses on the development of immersive experiences, installations and live performances through the use of interactive media, projections and light, exploring the relationship between physical spaces, digital technologies and human perception.

More

Data Engineer: Claudio Galaz

Data Scientist: Andrés Medina

UX/UI Designer: Daniela Collarte

Sergio Mora-Diaz es un artista y arquitecto de nuevos medios de Santiago, Chile. Su trabajo se centra en el desarrollo de experiencias inmersivas, instalaciones y actuaciones en vivo mediante el uso de medios interactivos, proyecciones y luz, explorando la relación entre los espacios físicos, las tecnologías digitales y la percepción humana.

Ver más

ISS
Stgo, 2020
Sergio Mora-Díaz
Data displayed digitally

“Minerals also have cycles, because everything in nature works under that logic.” This is Sergio Mora-Díaz’s proposal in his work developed with data from our Digital Factory ISS. The work collects mineral composition data analyzed during different periods of time, to create a figure that is mutating, renewing its parts from within, just as a plant or even ourselves do permanently. Was nature kept that condition only for the living? Or is it that minerals are also secretly guided by that principle?

"The numbers that the UNIT Data Science team gave me, from real measurements, I translate into graphic information."

Interview with Sergio Mora-Díaz
about the work for ISS.

"The mineral is not alive, but it is also mutating. It is affected by the weather, the wind, the internal composition of the Earth causes it to change."

Interview with Sergio Mora-Díaz
about the work for ISS.

Francisca Olivares: Let’s talk about the work you developed based on the ISS data. The first thing I want to ask you is how was the process of turning universal intelligence data, from the world of mining, into a work of art?

Sergio Mora-Díaz: First, thank you very much for the invitation. For me it is a pleasure to be working on this cross between art and science. Well, in this ISS-based work, as in all the others that I have developed in this collaboration with UNIT, I take process data and translate it into graphic compositions. This gives us an account of the ways in which these processes work, and in this way, people can become a little more aware and understand the world around us in a different way. In this particular case, we worked with mining, with a series of qualities inherent to the composition of the minerals that reach a plant. They gave me a series of indicators, corresponding for example to the hardness of the mineral, the level of clay, the solubility, among others. These elements are used as tools when composing graphically.

FO: This work in particular makes me think about the concept of “cycle”. It is a work that, because of how the particles move from the inside out, seems to be mutating, but with the same permanent energy. Was that your intention?

SMD: Sure, being created from indicators of the mineral composition, that is generated. These indicators, having a number, qualify the mineral at a certain moment. From that, I discovered that the information was indeed cyclical. Each measurement generates a new set of compositional qualities. Then, with those elements, which are numerical patterns, I am generating the images. I wanted with this work precisely to account for the changes, and with that, to refer to cycles of nature. What I imagined here is how the Earth itself is changing and how its materials are mutating over time, it is transforming.

FO: In general the cycles are easy to visualize in the plant world. Given our time scale, one can observe how a plant is born, grows, withers and returns to earth. Here you approached the cycle from the mineral … tell me about that.

SMD: Indeed. You mention the issue of scale. We are used to detecting faster cycles. We can see the change of the plants you mention. However, the Earth, in its geological composition, works with cycles that are much slower, therefore we cannot perceive them in the same way or in the same magnitude. The challenge was how to translate that and I think it worked quite well. In this composition that I make, I propose a form that could refer to something alive that is mutating, but from a mineral bond. What interested me here was to reflect on certain scales and proportions of change of the Earth in a language, time and rhythm understandable by our perception

FO: In this sense, the work allows us to think about the cycles of nature in materials that are not alive ..

SMD: Sure, the mineral is not alive, but it is mutating as well. It is affected by the weather, the wind, the internal composition of the Earth causes the mineral to change. These processes invite you to think of the mineral as if it had a certain life.

FO: I would like to talk about the motion decision that you decided to use for these particles. I have seen some videos of moving plants and one can see that not all plants move the same. Not all flowers bloom the same, some do it once, others slowly. How did you develop this particular movement?

SMD: Here is the mathematical logic. Those numbers that the UNIT Data Science team gave me, from real measurements, I translate them into graphic information. This figure for example, which can be understood as consolidated, is made up of several rings. Each of these rings corresponds to one of the mineral composition dimensions and then these particles in each ring take different sizes and positions according to the numerical values. With that, the overall morphology of the image keeps changing, based on how the measurements change separately. The logic of the particle seems pertinent to me, to imply the complexity that exists in the measurement of elements separately, but which make up a totality, a unitary figure.

FO: One might think that the changes are turning the figure into another. But it remains the same.

SMD: Exactly, that was something I was looking for. That the qualities were defined in such a way that the figure could be understood as the same, as a unit that follows its own logic. It has the qualities of a unitary element, following its pattern. In each cycle it changes and transforms, with a new morphology. All these cycles are part of the same family, always in the same essence.

FO: Finally, this work helps us to reflect on the permanent and the impermanent …

SMD: It’s true, there are qualities in the work that change, but everything is always governed by the same pattern.

Open call to artists interested in collaborations with data science and advanced mathematics.

If you want to know more about UNIT or Universal Intelligence, let's talk.

Write to us at info@weareunit.ai

Linkedin

Instagram
YouTube

Atomic Design: una metodología para trabajar en equipo

Atomic Design: una metodología para trabajar en equipo

Diseñar y desarrollar productos de manera rápida y eficiente es una gran ventaja competitiva para cualquier empresa. Pero ¿cómo lograr este ideal cuando se trabaja con diferentes clientes y en diferentes industrias? Atomic Design podría ser la solución para este dilema.

Es probable que como desarrollador FrontEnd hayas escuchado este término al menos alguna vez. En caso contrario, no temas, ya que en este artículo cubriremos las nociones básicas para que puedas aprender a utilizarlo y aplicarlo en tu trabajo.

En términos simples, Atomic Design es una metodología creada por Brad Frost la cual se presenta como solución para el problema actual de crear interfaces que sean compatibles con la gran variedad de tamaños de pantallas que existen.

Gracias a su perspectiva con componentes individuales, pero que son parte de un todo, nos permite entender la importancia de construir sistemas de diseño. De esta forma, nos ayuda a crear productos digitales más fáciles de entender, tanto para nuestros usuarios como para del equipo de FrontEnd que debe llevarlo a la práctica.

Esquema de Atomic Design: átomo, molécula, organismos, templates y páginas

Atomic Design: Simbología y equivalencias

El origen de su nombre se debe a que los distintos componentes de un diseño particular son homologados con elementos de la química. En base a esto, es posible identificar lo siguiente:

  • Átomo: Se corresponden con los elementos indivisibles de HTML. Por ejemplo: Input, Label, Botón, etc.
  • Molécula: En la química, se trata de la unión de dos átomos. Por lo tanto, en el plano del diseño, serán dos elementos “átomos” que se unen. Por ejemplo: una barra de búsqueda que contiene un Input, un Label y un botón.
  • Organismos: Es la unión de diferentes “moléculas”, por lo tanto implicará la conjugación de distintas moléculas de nuestro diseño. A su vez, éstas contienen los elementos “átomos”. Por ejemplo: un nabab que contiene una molécula menú, una molécula barra de búsqueda, una molécula sesión, etc.

Los últimos dos elementos, si bien sus nombres no se basan en la química, son términos bastante conocidos por los desarrolladores:

  • Templates: Es donde se colocan los organismos y se articulan. De esta forma, es posible ver en perspectiva la integración entre los componentes de una manera abstracta, ya que los templates no tienen datos.
  • Pages (Páginas): Es la parte final de esta metodología, donde se le agregan datos a los templates y se puede ver una representación real de la interacción de los organismos.

Este último elemento es muy importante, ya que permite realizar pruebas a los elementos creados. Sobre este punto, es importante hacerse las siguientes preguntas para asegurarnos de considerar la perspectiva de los usuarios:

¿Cómo se verá si un usuario no tiene datos almacenados?
¿Qué pasará si el usuario no tiene una foto de perfil?
Cómo se comportan las moléculas en diferentes tamaños de pantallas (smartphone, tablets, smartTV, consolas de videojuegos, etc.)

En esta fase de pruebas es donde podemos apreciar claramente las ventajas de trabajar con Atomic Design. Gracias a que los cambios se realizan directamente en los átomos y estos afectan en cadena las moléculas, los componentes, templates y páginas, el flujo de trabajo se facilita tremendamente.

Durante mi propia experiencia utilizando Atomic Design, he podido darme cuenta de que varias personas creen que se debe usar de manera secuencial, es decir, crear primero el átomo, luego la molécula y así sucesivamente. Sin embargo, se llega a mejores resultados y mejores tiempos de desarrollo cuando se trabajan en conjunto los 5 elementos. De hecho, Frost recomienda utilizarlos de manera paralela. Otra de sus ventajas es que esta metodología se acopla muy bien en equipos compuestos por diseñadores y FrontEnd.

Esto se debe a que la aplicación de este método de trabajo permite a los componentes de diseño entregar mockups. Más tarde, en conjunto con el equipo FrontEnd, es posible analizar e identificar los elementos presentes, permitiendo su validación en diferentes resoluciones junto con diferentes contenidos. En conclusión y, en base a mi propia experiencia, te puedo asegurar que la adopción de Atomic Design es especialmente práctica cuando ya existen guías de estilos (paleta de colores, fuentes, iconos, etc.) en la organización.

Como toda metodología, su efectividad va a depender del entorno laboral e incluso el tipo de proyecto en el que te encuentres trabajando. Por eso, te recomiendo analizar las condiciones y mecánicas de trabajo actuales de tu empresa. De esta forma, podrás evaluar la compatibilidad y pertinencia de esta propuesta, permitiéndote determinar si Atomic Design es un buen match para tu equipo.


¿Cómo está cambiando el mundo de la minería a través de la IA?

¿Cómo está cambiando el mundo de la minería a través de la IA?

Hablar de minería es hablar, sin duda, de una industria global cuya producción es vital para gran parte de las comodidades que disfrutamos en nuestra vida diaria. Como en toda actividad a gran escala, la eficiencia es un elemento central e indispensable para su funcionamiento. Pequeñas mejoras en la velocidad de ejecución, sistematización de procesos y reducción de los tiempos de inactividad son la clave para una operación exitosa. 

Es por esto que los avances en robótica, automatización e inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático tienen un gran potencial para la industria minera. Lugares de trabajo remotos, la naturaleza peligrosa del trabajo y los altos costos de mano de obra y transporte son sólo algunas de las problemáticas que la IA podría ayudar a solucionar.

Como en cualquier sistema computacional, siempre existen posibles fallas, las que suelen generar desconfianza entre los usuarios potenciales. Sin embargo, la aplicación de la inteligencia artificial podría ser la clave para ayudar a los directivos a tomar mejores decisiones administrativas basadas en datos. Pero, ¿cómo funciona su implementación?

Minería e Inteligencia Artificial: una colaboración más que posible

El potencial aporte de la IA a la minería se está dando actualmente en dos frentes. Por un lado, los sistemas impulsados ​​por inteligencia artificial utilizan diferentes algoritmos para organizar y analizar grandes cantidades de datos. Esto permite generar insights que, a su vez, entregan claves para tomar decisiones óptimas sobre diversos aspectos de una operación. 

En segundo lugar, una aplicación más práctica e inmediata de la IA en la minería puede darse durante la fase de prospección, especialmente para descubrir depósitos. Su uso puede ayudar a comprender de mejor forma el entorno y terreno donde se llevarán a cabo las nuevas obras. Por ejemplo, Goldspot Discoveries Inc. de Australia la utiliza para mejorar la exploración minera.  A su vez, otras empresas han comenzado a utilizar drones y visión artificial para comprender mejor el entorno y el terreno donde se iniciará la explotación.

COSMOS

COSMOS, proyecto desarrollado por UNIT a través de la aplicación de inteligencia artificial, busca convertirse en un apoyo para las empresas mineras nacionales. Se trata de una solución para la eficiencia energética y su objetivo es lograr que cada partícula de energía se convierta en productividad y eficiencia real, sin pérdidas.

Sus modelos IA permiten predecir el consumo de combustible utilizando bases de datos con información estructurada de los traslados de equipos y operadores involucrados en dichas acciones, tanto históricas como presentes, tomando en cuenta la topografía del lugar y los signos vitales de los equipos involucrados.

Así, la plataforma permite reducir el consumo de combustible, junto con las emisiones GHG a través de predicciones realizadas en base a modelos de inteligencia artificial. Éstos predicen el consumo, optimizan el rendimiento y detectan anomalías en el uso de combustible para asegurar un mejor uso de este recurso. La detección temprana permite, además, retroalimentar a los operadores sobre prácticas operacionales incorrectas. De esta manera,  buscando la excelencia y eficiencia operacional.



Artificial Intelligence: A new way to connect (us)

Commonly, or at least during my short life, I have felt a concern around the concept of Artificial Intelligence and its real meaning. Clearly, this is a notion that can seem quite loud, quaint, and even exacerbated. With the very mention of this idea, we immediately believe that we are traversing a dystopian world of cyborgs and flying cars.

But the truth is that, by looking for a specific definition of the term, we can establish that it is the computer's ability to perform cognitive tasks that we associate with the human mind. That is, it is the ability to argue, solve problems independently and even the ability of perception is included.

This is how artificial intelligence has made it possible to make certain human behaviors tangible through neural models, thus getting closer to human notions regarding how we perceive the world. Along these lines, AI as a resource puts us in search of some way to objectify knowledge, generate correlations and allow detecting opportunities, all from an anthropocentric perspective.

But where are the rest of the species that make up this very biodiverse world? Is it possible to connect with them?

We exist on a planet with enormous biodiversity, where 80% of living beings are plants. Unfortunately, we know that humanity has contributed to the loss of 83% of wild mammals and half of plant species. Although in recent years it seems that sustainability has begun to be part of the collective mind, we are still a long way from repairing this damage.

It is clear that human beings have endowed themselves with a true superiority complex, but the truth is that we currently represent only a 0.01% of the living population of planet Earth. However, today the role and efforts of our technology continue to be biased and derived from this human gaze, without valuing the interspecies perception that should guide these advances.

So, what if we direct our efforts to listen to and process each other's rich content through these neural models? Would it be possible to train a bio hybrid model?

Clearly we are facing an ambitious scenario, but it is also necessary given the critical global context in which we find ourselves. Although the difficulty is high, our mission should be the coexistence between organisms in order to regenerate and recover the lost biodiversity, a responsibility that, until today, continues to be ignored.

From very early on, we are taught that plants are "vegetable" beings. Currently, this term is used with a rather negative connotation in terms of the ability to understand and perceive the world. But what the vast majority of people do not know is that plants have a great capacity to connect, understand and adapt to the environment. Is their trajectory throughout the planet's existence a mere coincidence?

This is where artificial intelligence comes into the equation, since scientific studies have shown similarities between the human neural communication and the electrochemical communication that plants perform.

Communicating is vital to every living being: it allows us to avoid danger, to accumulate experience, to know our own body and the environment. Is there any reason why this simple mechanism should be denied to plants?

Mancuso, S., & Viola, A. (2015). Brilliant Green: The Surprising History and Science of Plant Intelligence. (J. Benham, Trans.). Washington, DC: Island Press.

Despite the fact that the trajectory of plants on this planet has demonstrated their perceptual capacity, which has an impact on significant adaptability throughout their existence, technology has been biased by wanting to exacerbate human perception. Instead of generating a more transversal understanding and allowing ourselves to be nurtured by other species, we insist on separating ourselves from the rest of the world as if we were the only living beings capable of communicating and impacting the ecosystem.

It may seem that nature and technology are isolated areas, but the reality is that they have tremendous potential to coexist, potential reflected in trends such as biomimicry.

But where does artificial intelligence fit into this whole equation? 

Let's take a step back, and remember the ability of artificial intelligence to model, build and train different models based on data. This data feeds this model and perfects it. The same happens when it comes to learning a new language. A language is a way of communicating, and if we break it down even more, simplifying what communication is, we can define it as an information transference from a sender to a receiver.

Based on this premise, it is possible to understand our relationship with the environment, both ours and with other species, as a form of communication. A few years ago, many did not believe or imagine the rapid growth of artificial intelligence and its applications. Today, it could be the key to understanding and being able to connect with other organisms, particularly plants.

With their senses, plants gather information about their environment and orient themselves in the world. Plants are able to measure dozens of different parameters and process a great many data.

Mancuso, S., & Viola, A. (2015). Brilliant Green: The Surprising History and Science of Plant Intelligence. (J. Benham, Trans.). Washington, DC: Island Press.

Artificial intelligence could well be a means of communication between different species, all in order to understand the realities of each one and enrich our knowledge. It has the potential to establish associations and patterns of different electrophysiological responses of plants, laying the foundations for a more complete understanding between both species.

AI, as a technology, offers us the possibility of going further to close the communication gaps that we maintain with other species on the planet. This mission, although late, could allow us to heal, to some extent, part of the debt and damage that we have caused on the planet in the name of progress.



Inteligencia Artificial: Una nueva forma de conectar(nos)

Inteligencia Artificial: Una nueva forma de conectar(nos)

Comúnmente, o por lo menos en mi corta vida, he sentido una inquietud en torno al concepto de Inteligencia Artificial y su significado real. Claramente, se trata de una noción que puede sonar bastante estruendosa, pintoresca e incluso exacerbada. Apenas se hace mención a esta idea, inmediatamente creemos que estamos atravesando un mundo distópico de cyborgs y autos voladores.

Pero lo cierto es que, al buscar una definición concreta del término podemos establecer que es la habilidad de computadoras para ejecutar tareas cognitivas que asociamos con la mente humana. Es decir, es la capacidad de argumentar, resolver problemas de forma independiente e incluso está incluida la habilidad de percepción.

Es así como la inteligencia artificial ha permitido tangibilizar ciertos comportamientos humanos mediante modelos neuronales, acercándose así a nociones humanas en cuanto a cómo percibimos el mundo. En esta línea, la IA como recurso nos pone en la búsqueda de alguna forma de objetivizar el conocimiento, generar correlaciones y permitir detectar oportunidades, todo bajo una mirada antropocéntrica. 

¿Dónde queda el resto de las especies que conforman este mundo tan biodiverso? ¿Es posible conectar con ellas?

Existimos en un planeta con una enorme biodiversidad, donde el 80% de los seres vivientes son plantas. Lamentablemente, sabemos que la humanidad ha contribuido a la pérdida del 83% de mamíferos salvajes y la mitad de las especies vegetales. Si bien durante los últimos años pareciera que la sustentabilidad ha comenzado a ser parte del inconsciente colectivo, estamos todavía muy lejos de reparar este daño.

Es claro que el ser humano se ha dotado así mismo de un verdadero complejo de superioridad, pero la verdad es que actualmente representamos solamente un 0.01% de la población viviente del planeta Tierra.  No obstante, hoy el rol y esfuerzos de nuestra tecnología siguen estando siendo sesgados y derivados a esta mirada humana, sin poner en valor la percepción interespecial que debiera guiar estos avances.

Entonces, ¿qué pasaría si dirigimos los esfuerzos a escuchar y procesar el contenido rico de cada uno mediante estos modelos neuronales? ¿Sería posible entrenar un modelo bio híbrido

Claramente estamos ante un panorama ambicioso, pero necesario dado al contexto crítico global en el que nos encontramos. Si bien la dificultad es alta, nuestra misión debiese ser la coexistencia entre organismos para así regenerar y recuperar la biodiversidad perdida, una responsabilidad que, hasta hoy, sigue siendo ignorada.  

Desde niños y niñas, nos enseñan que las plantas son seres “vegetales”. Actualmente, este término se utiliza con una connotación más bien negativa en cuanto a la habilidad de entender y percibir el mundo. Pero lo que la gran mayoría de las personas no sabe, es que las plantas tienen una gran capacidad para conectar, entender y adaptarse al medio ambiente. ¿Acaso es una mera coincidencia la trayectoria que han tenido a lo largo de la existencia del planeta?

Es aquí donde la inteligencia artificial entra en la ecuación, ya que estudios científicos han demostrado semejanzas entre la comunicación neuronal de las personas con la comunicación electroquímica que realizan estas especies.

Comunicar es vital para todo ser vivo: nos permite evitar el peligro, acumular experiencia, conocer nuestro propio cuerpo y el entorno. ¿Hay alguna razón por la que este simple mecanismo deba negarse a las plantas?

Mancuso, S., & Viola, A. (2015). Brilliant Green: The Surprising History and Science of Plant Intelligence. (J. Benham, Trans.). Washington, DC: Island Press.

A pesar de que la trayectoria de las plantas en este planeta ha demostrado su capacidad perceptiva, lo cual repercute en una adaptabilidad significativa a lo largo de su existencia, la tecnología se ha visto sesgada por querer exacerbar la percepción humana. En vez de generar una comprensión más transversal y dejarse nutrir por la de las otras especies, insistimos en separarnos del resto del mundo como si fuéramos los únicos seres vivos capaces de comunicarnos e impactar el ecosistema.

Pareciera ser que lo natural y lo tecnológico son ámbitos aislados pero la realidad es que tienen un tremendo potencial para convivir, potencial reflejado en tendencias como biomímesis.

Pero, ¿dónde entra la inteligencia artificial en toda esta ecuación?

Tomemos un paso atrás, y recordemos la capacidad de la inteligencia artificial de modelar, construir y entrenar distintos modelos en base a datos. Dichos datos alimentan este modelo y lo van perfeccionando. Lo mismo sucede a la hora de aprender un nuevo idioma. Un idioma es una forma de comunicar, y si desglosamos aún más, simplificando lo que es la comunicación,podemos definirla como un traspaso de información de un emisor a un receptor. 

Basándonos en esa premisa, es posible entender nuestra relación con el entorno, tanto nuestra como con otras especies, como una forma de comunicación. Hace algunos años, muchos no creían ni se imaginaban el rápido crecimiento que tendría la inteligencia artificial y sus aplicaciones. Hoy, podría ser la clave para entender a otros organismos, particularmente, a las plantas.

Con sus sentidos, las plantas recopilan información sobre su entorno y se orientan en el mundo. Las plantas pueden medir docenas de parámetros diferentes y procesar una gran cantidad de datos.

Mancuso, S., & Viola, A. (2015). Brilliant Green: The Surprising History and Science of Plant Intelligence. (J. Benham, Trans.). Washington, DC: Island Press.

La inteligencia artificial bien podría ser un medio de comunicación entre distintas especies, todo con la finalidad de poder comprender las realidades de cada una y enriquecer nuestro conocimiento. Tiene la potencialidad de establecer asociaciones y patrones de distintas respuestas electrofisiológicas de las plantas sentando las bases para un entendimiento más completo entre ambas especies.

La IA, como tecnología, nos ofrece la posibilidad de ir más allá para cerrar las brechas comunicacionales que mantenemos con las demás especies del planeta. Esta misión, aunque tardía, podría permitirnos sanar, en cierta medida, parte de la deuda y el daño que hemos provocado en el planeta en el nombre del progreso.