Según un estudio publicado por la revista académica Nature, los seres humanos son responsables de entre un 25% y un 40% más de la producción total de emisiones de metano de lo que se había estimado anteriormente. El metano es uno de los gases de efecto invernadero más potentes, siendo aproximadamente 28 veces más eficaz que el dióxido de carbono para atrapar el calor en la atmósfera, contribuyendo así al cambio climático. 

Por esta razón, este gas es actualmente el responsable de aproximadamente una cuarta parte del calentamiento global. Si bien es generado naturalmente por animales, volcanes y humedales, también es un subproducto de la producción de petróleo y gas. En la industria minera, esta es una problemática que también se encuentra muy presente, debido al impacto negativo de los combustibles fósiles que se utilizan.

Uso de combustible fósil: en camino a una mayor eficiencia 

En virtud del Acuerdo de París de 2015, 195 países se comprometieron a limitar el aumento de la temperatura global a 2.0 °C, e idealmente no más de 1.5 °C. Este objetivo ha motivado, en parte, la descarbonización de múltiples industrias. Este aparente cambio de mentalidad sin duda aumentará prontamente la presión de los gobiernos, los inversores y la sociedad para reducir las emisiones del sector minero.

Actualmente, esta industria es responsable del 4 al 7% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Las emisiones de CO2 generadas por las operaciones mineras y por el consumo de energía, respectivamente, ascienden al 1%. Por su parte, las emisiones fugitivas de metano de la minería del carbón se estiman entre el 3 y el 6%.

El impacto negativo de estas emisiones ha sido largamente documentado, tanto en el extranjero como en nuestro país. Durante principios de 2020, un estudio reveló que el alza en la temperatura del planeta fue parcialmente responsable por los devastadores incendios registrados en Australia. En Chile, la diversidad climática presente a lo largo del territorio se ha visto afectada en distintos aspectos, especialmente en la caída de lluvias, factor que impacta negativamente a rubros tan importantes como la agricultura.

COSMOS

UNIT, empresa dedicada al desarrollo de soluciones a través de la inteligencia artificial, recoge esta problemática a través de COSMOS. El proyecto busca optimizar el uso de combustibles de las industrias en el transporte, especialmente en el rubro minero.

La plataforma permite reducir el consumo de combustible, junto con las emisiones GHG a través de predicciones realizadas en base a modelos de inteligencia artificial. Éstos predicen el consumo, optimizan el rendimiento y detectan anomalías en el uso de combustible para asegurar un mejor uso de este recurso. La detección temprana permite, además, retroalimentar a los operadores sobre prácticas operacionales incorrectas. De esta manera,  buscando la excelencia y eficiencia operacional.

 

 

AvatarCarla Espinoza Gutiérrez

Journalist and Community Manager. I am passionate about delivering the right message for different kinds of audiences, always evolving and refreshing the tools, shape and tone of delivery.